Formaliza tu negocio

En México existen más de 5 millones de unidades económicas, de las que el 93% son microempresas; de esos 4.8 millones de micronegocios, sólo 1.3 millones están formalizados; es decir, en nuestro país operan 3.5 millones de negocios en la informalidad. ¿Qué provoca esta situación? ¿Es el pago de impuestos el principal inhibidor? ¿Es una característica que ya tenemos en nuestro ADN?

 Ayer que comía tacos en un carrito de carnitas, en un municipio del Estado de México, le pregunté al taquero conocido como ”El Gallo” si tenía un permiso para estar ahí o si más bien tenía que “mocharse” con la autoridad. “Tengo una licencia que solicité en la cabecera municipal”, comentó sin titubear y continuó: “tengo mi alta de hacienda y aquí nadie tiene por qué venir a pedirme más que les sirva dos de buche y tres de nana: claro con el de a cincuenta por delante”. Cuando le pregunté si los impuestos no eran muy caros, nuevamente respondió sin chistar: “Sólo tengo que pagar una cuota fija; no te voy a decir que es muy baja, pero tampoco me tumba mis utilidades”.

Sin embargo, este micronegocio que a decir de su dueño “es muy matado pero no me quejo pues sale pa’l gasto y algo más”, pertenece a la minoría de los microempresarios en México, pues la mayoría ha preferido o se ha visto orillado a permanecer en la economía subterránea. Los principales factores que alimentan esta informalidad podemos agruparlos en tres:

Corrupción. Existe una red de coyotes, gestores, inspectores y demás personajes que -supuestamente- al amparo de reglamentos y leyes recomiendan a los negocios mantener un estatus donde se puedan evitar trámites burocráticos y al mismo tiempo operar por pequeñas cantidades -dígase mordidas. Este factor es un híbrido que permanece entre la autoridad y la sociedad: son lacras que viven de la extorsión y que no necesariamente pertenecen al gobierno.

 La creencia de que la formalidad es más cara. Existen estudios tanto oficiales como privados que demuestran que mantenerse en la informalidad resulta -contrario a la creencia general- más oneroso; esto es porque las mordidas y una débil posición negociadora ante clientes y proveedores resulta más cara (mucho más) que pagar impuestos.

 Programa de regularización insuficiente. El gobierno ha empezado ya a dar los primeros pasos para simplificar la apertura de un negocio e incluso ha señalado que los trámites y los días invertidos se han reducido significativamente. El siguiente paso (urgente por cierto) es evidenciar cuáles son los beneficios de formalizarse: no sólo buscar que los nuevos emprendimientos lo hagan, sino establecer un programa de regularización dirigido a esos 3.5 millones. Sin duda, un esfuerzo que redundará para ambas partes.

Independientemente de los factores anteriores, existen tres razones para que formalices tu negocio; las tres, relacionadas con hacer crecer tu PyME:

Más ganancias. Un negocio formal logra mejores condiciones de precio con proveedores y también puede vender más caro su producto. Un negocio informal cumple cabalmente con la regla de la mediocridad: comprar caro y vender barato. La confianza de tratar con una persona se refleja en la manera que lo tratamos: lo mismo sucede con los negocios.

Menos costos subterráneos. Formalizarse eliminará automáticamente las mordidas y los pagos excesivos por otros productos y servicios; por ejemplo, podrás obtener créditos con mayor facilidad y a menor costo, así como productos y servicios dirigidos a las PyMEs, como soluciones de tecnología de información (computadoras y programas para tu negocio), o vehículos de transporte, entre muchos otros.

Profesionalización. Dar ese pequeño gran paso con la autoridad significa también dirigirse hacia el camino de la profesionalización. Una vez que has constituido tu PyME, ya sea como Persona Física con Actividad Empresarial (PFAE), ya sea como Persona Moral (PM), estás listo para convertirte en un profesional de tu actividad: las acciones son muchas, pero la primera es separar tu finanzas personales de las de tu negocio. Inicia con esto y verás cómo los resultados empezarán a notarse en tu bolsillo (en ambos).

En resumen, la formalización tiene beneficios tangibles para tu negocio que se traducirá en más ganancias; adicionalmente una formalización importante de las microempresas en el país reducirá los espacios de corrupción y con ellos la desaparición paulatina de parásitos que viven de extorsionar a millones de negocios mexicanos.

Categorías:Uncategorized

Los nuevos consumidores mexicanos (2a Parte)

Lifewife

¿Quiénes son?

Concepto acuñado por la agencia Lexia que refiere a las amas de casa modernas. Ya no pasan horas en la cocina, haciendo quehaceres o atendiendo al esposo, pero tampoco trabajan doble jornada ni sacrifican todo por realizarse profesionalmente. En cambio, encuentran un equilibrio entre sus trabajos, hijos, pareja, casa y ellas mismas. Son directoras de su hogar y de sus vidas.

Tienen carreras pero se quedan en casa, complementan el ingreso con un negocio de medio tiempo o son empleadas sin llegar a ser adictas al trabajo. Comparten los gastos con el hombre y lo involucran en las decisiones de compra.

¿Qué consumen?

– Son activas: van al gimnasio, al súper, a tomar café, al trabajo, etc.

– El celular es su mano derecha para controlar todas las áreas de su vida.

– Valoran su tiempo y buscan productos especializados para el hogar que les ahorren tiempo y esfuerzo.

– Les gusta verse bien, hacen ejercicio y se alimentan sano pero no se privan de los antojos.

– Navegan en Internet y compran en línea.

¡Véndeles!

– Ofrece artículos con empaques llamativos, estéticos y prácticos.

– El área de alimentos es ideal con productos listos a los que sólo tengan que agregar su sazón (arroz, sopas, carne y pollo, postres).

– Crea una comunicación que refleje su estilo de vida; no le hables a la mujer tradicional ni a la que se siente culpable por dejar la casa.

 Imagen

Singles

Hombres o mujeres de 25 años o más que viven solos por elección propia.

¿Quiénes son?

Los datos más recientes del Consejo Nacional de Población (Conapo) indican que del total de los hogares en el país, 2.5 millones están formados por un solo miembro. No es que sean solitarios, sino que de manera individual ellos integran su propia familia. Complementan sus actividades con amigos o con sus demás parientes.

¿Qué consumen?

– Son excelentes agentes de consumo, pues todo su dinero es para ellos.

– Las mascotas son su compañía y las consienten con productos y servicios de primera.

– Compran artículos de lujo, tecnología de punta, ropa de moda, automóviles y artículos que les otorguen exclusividad.

– Cuidan su imagen e invierten en verse y sentirse bien.

¡Véndeles!

– Explota las citas amorosas para este segmento, con opciones desde páginas de Internet para encontrar pareja hasta fiestas y eventos privados para conocer gente.

– Cualquier negocio que atienda a sus mascotas es rentable, como spa para perros, masajes, alimentos gourmet, ropa y disfraces, fotografía profesional, etc.

– Otra oportunidad es el sector de servicios domésticos para ayudarlos a atender los quehaceres de la casa, tintorería, mantenimiento, plomería, etc.

– La entrega y atención a domicilio es un plus que puedes ofrecerle a este nicho.

– Todo lo que esté encaminado a facilitarles la vida tiene gran potencial.

Imagen 

Mirreyes y hipsters

Identidades juveniles que tienen un estilo de consumo definido. Integrados por hombres de 20 años en adelante.

¿Quiénes son?

Alfredo Nateras Domínguez, doctor en Ciencias Antropológicas e investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) Iztapalapa, define a los hipsters como jóvenes urbanos, cultos, alternativos, amantes de la lectura y de la música independiente. Su imagen es descuidada, bohemia y usan lentes de pasta y ropa vintage. Por su parte, un mirrey es lo que antes se conocía como junior: tienen dinero, les gusta llamar la atención y ser reconocidos por sus excesos.

¿Qué consumen?

Hipsters

– Grandes consumidores de arte y ocio.

– Se alejan de las marcas comerciales.

– No les preocupa estar a la moda.

– Sus zonas de esparcimiento son colonias como la Condesa o la Roma, en la Ciudad de México.

Imagen

Mirreyes

– Prefieren las marcas que les dan estatus social.

– Son fiesteros y acuden a antros exclusivos.

– Viajan con frecuencia y suben fotos de sus aventuras a sus redes sociales.

– Compran ropa de moda, bebidas alcohólicas y artículos de lujo como yates y joyería.

– Invierten en su estética y cuidado personal.

¡Véndeles!

– Háblale a estos grupos a través de las redes sociales.

– Atiende a los hipsters con cualquier producto o servicio relacionado con la cultura: talleres de lectura, una galería de arte para artistas locales o un videoclub con proyección de películas independientes del cine internacional.

– Para los mirreyes, un bar en la playa, una boutique de accesorios y joyería o fotografía para eventos. También explota el diseño de empaques y etiquetas lujosas, por ejemplo, de botellas de champagne o de relojes.

Imagen

Categorías:Uncategorized

Los nuevos consumidores mexicanos (1a Parte)

Conoce estos siete nichos y conviértelos en tus clientes. Te decimos quiénes son, cómo piensan y qué les interesa comprar.

Hay un dicho que dice “el que mucho abarca poco aprieta”. Y esto aplica incluso en el mundo de los negocios. Ya sea que tengas una pequeña o mediana empresa (Pyme) en crecimiento o estés iniciando un proyecto, uno de los peores errores que puedes cometer es querer venderle a todas las personas. Por eso, es básico tener claro a qué grupo de consumidores te vas a enfocar.

No basta con saber si son hombres o mujeres, niños o adultos, o dónde viven. También existen otras variables que hay que considerar como estilo de vida, perfil cultural y hábitos de consumo a los que debes poner atención para segmentar mejor tu mercado.

Gabriela de la Riva, presidenta de la Agencia De la Riva (dlR) Investigación Estratégica y presidenta de la Asociación Mexicana de Agencias de Investigación de Mercado y Opinión Pública (AMAI), asegura que estar cerca de los clientes y saber cómo se comportan, qué sienten, cómo piensan y hasta en qué lugares se divierten, te proporcionará información valiosa para adaptar tu oferta a sus necesidades y alinear tus estrategias de marketing a sus intereses.

Por su parte, Jorge Rocha, gerente de desarrollo de Lexia Investigación Cualitativa, destaca que de esta forma los consumidores se podrán identificar más fácil con tu marca y sabrán que tú eres ese que los conoce mejor que nadie al ofrecerles justo lo que piden.

Si quieres explorar nuevas oportunidades de negocio, comienza por identificar estos siete nichos de consumidores en búsqueda de una oferta hecha a la medida. Todos ellos están a la espera de productos y servicios novedosos que entiendan y atiendan sus exigencias. Toma nota de hasta el mínimo detalle de la siguiente información y conviértete en esa opción que están buscando.

Kidults

Niños y niñas de 8 a 12 años que a pesar de su edad tienen actitudes y gustos de adultos.

¿Quiénes son?

Según el Censo de Población y Vivienda (CPV) 2010 del Inegi, la población infantil suma 29% del total en el país, es decir, hay 32.6 millones de niños de entre cero y 14 años.

El estudio Los niños y su mundo 2011, realizado por Lexia, señala que hace unos años los niños eran más infantiles, con modelos como princesas y caricaturas, y temor al coco. Hoy, se comportan más como adultos, sus personajes son reales (Justin Bieber o Miley Cyrus) y temen a la guerra. ¿La razón? Están más insertos en la realidad y tienen mayor acceso a información.

¿Qué consumen?

– Influyen en las decisiones de compra, entretenimiento y alimentación de sus familias.

– Prefieren sociabilizar que jugar.

– Acuden con sus amigos al centro comercial a tomar café.

– Tienen celulares –BlackBerry es el más popular–.

– Comparten videos y fotos en Facebook.

– Usan la tecnología para sus tareas, diversión y comunicación.

– Aprecian las experiencias nuevas y que los hagan sentirse grandes.

– Sus motivadores son la diversión y la sorpresa.

¡Véndeles!

– Ofrece productos y servicios para adultos en versión infantil, como ropa, gadgets, cosméticos para teens e incluso, cuentas bancarias estudiantiles.

– Recurre a promociones como concurso de talentos, las mejores fotos, creación de videos, etc.

– Utiliza lenguaje sencillo y usa sus modismos para crear lazos de identificación.

– Háblale también a sus padres, quienes tienen el dinero y deciden lo que se compra.

Imagen 

Adultescentes

Adultos de 25 a 30 años que mantienen gustos y comportamientos de su juventud.

¿Quénes son?

A pesar de tener responsabilidades y vivir en el mundo adulto, tienen comportamientos adolescentes. No es que tengan miedo de crecer, sólo toman prestados elementos de su vida teen para divertirse, ser espontáneos y libres.

Casados o solteros, comparten piso con un grupo o pareja en unión libre o viven con sus padres a pesar de tener independencia económica.

¿Qué consumen?

– Juguetes de colección, videojuegos y cómics.

– Productos con licencias, como playeras de caricaturas y superhéroes.

– Según datos de dlR, uno de cada 10 hombres adultos tiene una consola de videojuegos y juega en promedio 12 horas a la semana.

– Sus géneros preferidos son futbol y peleas. También los de música y aventuras (Rockband, Halo).

– Disfrutan caricaturas para adultos como South Park, Padre de familia, Beavis and Butt-head.

– Visten camisetas estampadas, tenis, gorra y mezclilla (fuera de su ambiente laboral).

¡Véndeles!

– Comercializa mercancía que explote la imagen de algún personaje de su mundo.

– Explora la categoría de alimentos con comida rápida, fácil y que les recuerde sus años de juventud, como macarrones con queso, pizzas individuales, nuggets, sopas instantáneas y hasta dulces.

– También hay potencial en el diseño de interiores, de muebles y hasta los adornos caseros, además de la tecnología y los gadgets (considerados “juguetes para adultos”).

 Imagen

Dinks

Parejas de entre 20 y 45 años sin hijos, profesionistas y con buen poder adquisitivo.

¿Quiénes son?

Sus siglas en inglés (DINKS) significan Double Income, No Kids. Son parejas donde ambos perciben un sueldo y que al no tener hijos, gastan el 72% de sus recursos en ellos.

De acuerdo con el CPV 2010, el 16% de los hogares nucleares en México (en los que hay parentesco con el jefe del hogar) están conformados por parejas sin hijos, ya sean casados, en unión libre o con nido vacío, es decir, que sus hijos ya abandonaron el hogar.

El estudio DINKY’s. It’s lobbying time, realizado por dlR, reveló que en México los DINKS son DINKYS (Double Income No Kids Yet o Doble ingreso, aún sin hijos), pues sí quieren tener hijos –siete de cada 10 planean ser padres en el futuro–, pero retardan su llegada para crecer profesionalmente y disfrutar su matrimonio.

¿Qué consumen?

– Según datos de dlR, en promedio gastan $1,467 mensuales en entretenimiento y el 40% de ellos realizó un viaje en el último año.

– Asisten al gimnasio o practican deportes individuales como atletismo.

– Algunos poseen mascotas, que sustituyen a los hijos que no han tenido.

– Asisten a restaurantes gourmet.

– Viven en departamentos en zonas de moda.

¡Véndeles!

– Ofrece servicios para compartir experiencias en paquetes para dos, como masajes, clases de yoga, organización de cenas románticas, etc.

– El sector turístico también es rentable: agencias de viajes para vacaciones ecoturísticas, de aventura, musicales o gastronómicas.

– Su motivación principal es disfrutar la vida.

– Mujeres de 25 a 39 años, profesionistas y que equilibran sus labores domésticas con su trabajo, su familia y con ellas mismas.

Imagen

Categorías:Uncategorized

6 tips para que rinda el aguinaldo

Para muchos trabajadores el aguinaldo se va de los bolsillos incluso antes de llegar.

“Es importante tener en cuenta que no es positivo descapitalizarte completamente, por lo que al recibir este dinero considera que también tienes una excelente oportunidad para pagar deudas y ahorrar”, recomienda Roberto González, director ejecutivo de negocio privado de MetLife México.

Antes de salir a aprovechar los descuentos característicos de la temporada navideña, planea lo que harás con ese ingreso extra.

De acuerdo con los resultados de un sondeo telefónico realizado en Monterrey, Guadalajara, Ciudad de México y su área conurbada, por la Dirección General de Estudios sobre Consumo (DGEC) de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), el 17% de los trabajadores no sabe siquiera a cuánto ascenderá, y 3 de cada 10 personas no planean cómo gastarlo.

El mayor riesgo es que el aguinaldo se vaya antes de tiempo, pues si bien habrá ofertas en todas las tiendas a las que voltees, debes tener prudencia para distribuir tus gastos y aprender a cuidar ese dinero adicional, para evitar que en enero tus bolsillos se queden vacios, sin ahorros o con muchas cuentas por pagar.

Imagen

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) recomienda que las deudas se conviertan en una prioridad, ya que aún si pones tu aguinaldo en una cuenta de ahorro o inversión, es difícil que un instrumento te ofrezca una rentabilidad superior a los intereses que se generan por atraso en el pago de tarjetas de crédito o préstamos personales.

La encuesta de Profeco arroja algunos focos rojos: 7 de cada 10 personas sabe en qué y cómo gastará su aguinaldo, pero casi la mitad de esas personas ‘muy decididas’ tiene pensado utilizarlo para tener buenos festejos de fin de año.

El 21% planea gastarlo en ropa y zapatos para renovar el guardarropa, mientras que el 18% espera ahorrarlo y el 16% destinarlo al pago de deudas.

La clave para evitar que el aguinaldo ‘se vaya como agua’, es tener un presupuesto o al menos un plan de acción, para ello, toma en cuenta los siguientes consejos de los expertos.

1. Planea con anticipación el uso de tu aguinaldo.Distribuye el aguinaldo de manera adecuada dividiendo en tres rubros tu dinero: pagar deudas, compras y ahorro. Esto te ayudará a mantener un control sobre los gastos e inversiones, para que tengas una mayor certeza de cuánto repartir, averigua el monto exacto que te corresponderá, por ley los trabajadores tienen derecho a un aguinaldo anual que deberá pagarse antes del 20 de diciembre, equivalente a 15 días de salario, y aunque hay empresas que dan un poco más, no debes confiarte.Imagen

2. Liquida o reestructura deudas. Reservar una parte del aguinaldo a este rubro es una estrategia útil para comenzar el año con finanzas más sanas.

3. Organiza tus compras. A partir del presupuesto asignado para este rubro, elabora una lista estimando cuánto gastar en cada regalo. Busca artículos de utilidad y cómpralos con anticipación. La Condusef recomienda considerar aquellas ofertas o promociones mediante las cuales puedas adquirir o renovar bienes de consumo duradero como electrodomésticos, equipos de cómputo o aquellos utensilios diversos que te ayuden a mejorar la actividad que realices en tu negocio o profesión.

4. Conviértete en un comprador inteligente. Evita las compras impulsivas y utiliza tu dinero con conocimiento, tómate el tiempo necesario para comparar precios y características de productos o servicios para elegir las mejores opciones. Es positivo que destines una parte a los gastos por los festejos de fin de año pero ponte un tope, evita terminar el año con deudas por tomar un trago extra o sentirte el ‘invitador oficial’ de tu grupo de amigos.

5. Ahorra y protege tu patrimonio. MetLife recomienda ahorrar una parte de tu aguinaldo, haciendo una buena inversión de tu dinero podrá incrementar su tamaño. Explica que los seguros también pueden ser una opción fácil para ahorrar y al mismo tiempo proteger futuro de la familia. Tal vez iniciar el año asegurado pueda ser un buen propósito a cumplir.

6. Al viajar, la previsión es lo importante. Si tienes pensado realizar un viaje a fin de año, esperar a que llegue el aguinaldo puede ser una mala idea. Tan sólo el costo de los boletos de avión puede aumentar 70% si los compras con menos de tres meses de anticipación, según la agencia en línea Despegar.com; y hablando de hoteles, corres el riesgo de que los mejores lugares estén saturados para cuando decidas hacer la reservación, ese tipo de gastos son los que puedes anticipar con tu tarjeta de crédito para liquidar una vez que llegue el aguinaldo.

Categorías:Uncategorized

Un Asunto de ACTITUD y ACCIÓN

Normalmente escuchamos que para iniciar un proceso de mejora continua hacia calidad total es necesario capacitarse. Sin embargo, antes de tomar cualquier medida (intentar cambiar la actitud organizacional, asistir a conferencias y congresos, etc.) se recomienda reenfocar el trabajo del grupo directivo, siguiendo los siguientes pasos como base.

Primero, identifica las necesidades que tu empresa satisface y haz una comparación entre las necesidades que tu negocio satisface y las que satisface tu mejor competidor.

Luego considera lo siguiente:

1. Todos los procesos de trabajo que se realicen en el negocio deberán tener un enfoque preventivo, no correctivo.

La filosofía deberá ser prevenir los errores en la fabricación de los productos, en la prestación de los servicios y en el diseño de los procesos desde sus proveedores hasta los diversos clientes intermedios (distribuidores y representantes) y finales (usuarios).

En un proceso de mejora continua hacia calidad total existen tres tipos de clientes:

a) El cliente interno (empleados y trabajadores de la empresa u organización).

b) El cliente intermedio (distribuidores asociados a tu empresa que le venden al cliente usuario).

c) El cliente final (el que come, usa, recomienda o aborrece tu producto)

2. Todo tu proceso de negocio debe ser dirigido por las necesidades de los diversos clientes y para los diversos clientes finales.

El cliente final es el que dirige el esfuerzo de tu negocio. El desea ver satisfechas determinadas necesidades y, además, ser gratamente sorprendido con algo diferente.

Este cliente puede ser tuyo o de la competencia. Lo que la competencia hace en torno de los clientes no puede pasar inadvertido por tu organización, ya que en cualquier momento puede apoderarse de los tuyos.

Si el cliente final no adquiere tus productos y servicios, los clientes intermedios (distribuidores) y los internos (empleados y trabajadores) no están haciendo bien lo que deben hacer, a la primera y siempre.

Las personas expertas en la materia y que han escrito libros insisten en que hay que preguntarle al cliente lo que quiere, pero ninguna ha puesto por escrito que a los clientes que debemos preguntarle son a los de tu competencia: ¿qué recibes de este proveedor que te hace regresar? ¿por qué adquieres el producto o servicio de ese proveedor? ¿qué es lo que te agrada? ¿qué es lo que has encontrado en otro lugar mejor que lo tuyo y quién te lo ha proporcionado?

El cliente una vez más será el mejor amigo, el más sincero y el que ayudará a que tu empresa mejore.

Muy frecuentemente escucho que el cliente al que dirigen su esfuerzo la mayoría de las organizaciones (las que dicen tener un proceso de calidad total) es al intermedio (a los distribuidores, a los jefes o al corporativo) y no al usuario final.

En 80 por ciento de los casos, es común que el objetivo final del grupo de alta dirección no se logre (tener clientes) porque de inmediato se dedican a la tarea (tener calidad) sin analizar profundamente quién es su cliente usuario final, y preguntarle o analizar profundamente qué es lo que desea urgentemente, en el mediano y largo plazo. En pocas palabras, hay que elegir al cliente.

3. Mejorar tus procesos, no corregir tus productos y servicios. La definición de proceso es muy sencilla: Significa convertir una serie de entradas específicas (insumos) en otra serie más valiosa de salidas (productos y servicios).

Cuando el esfuerzo de los integrantes de una empresa o una organización está dirigido sólo a corregir las entradas o las salidas, observamos todos aquellos sistemas eficientes de atención de quejas (ojo: se trata de que no haya quejas, no que las solucionen rápido y bien), de cobertura de garantías (exceden la garantía no importando cuántas veces la use el cliente porque su costo se le añade al precio); también calificamos a los proveedores por el precio ofrecido por escrito, no por el respaldo tecnológico, técnico o consistencia en la fabricación de un bien o la prestación de un servicio, etcétera.

Debes conocer, con mucha precisión, la capacidad instalada del negocio: ¿A cuántos clientes intermedios y finales podemos atender muy bien? Si en tu empresa sólo puedes fabricar 100 tornillos mensuales, ¿qué crees que pase cuando llegue un cliente que requiera mil tornillos mensuales y ustedes acepten el pedido?

Si en una ventanilla puedes atender bien a 75 personas por hora ¿qué crees que pasará si tienes una cola de 125 personas por hora pidiéndote que las atiendas?

4. Buscar el autocontrol en cada uno de los que participan en el proceso productivo tendiendo hacia un cambio cultural.

El empleado y trabajador de la mayoría de la organizaciones públicas y privadas tiende a hacer el trabajo que le indica su jefe (lo urgente para él, no lo importante para el cliente) porque así es el proceso diseñado: no mueve un dedo si no se lo indican. Como sus jefes no le tienen confianza, él tampoco confía en ellos. El trabajo en equipo es nulo; por lo tanto, la posibilidad de éxito es poca.

Por lo anterior, los directivos con enfoque tradicional de negocio público y privado se vuelven operativos y pierden la visión para direccionar a su grupo hacia la calidad total.

El grupo directivo debe dar la pauta mediante el ejemplo. Liderar el cambio y dar oportunidad a que la gente pensante participe en la mejora del proceso productivo para tener, retener y atraer clientes.

5. Tomar decisiones con base en datos, con fundamento estadístico. ¿Cuántos clientes tenías en el 2005 y cuántos tienes ahora? ¿Qué estarán adquiriendo aquellos que eran tus clientes? ¿Quién tendrá como clientes a los que ya no son tuyos? ¿Qué tienes que hacer para recuperar los clientes que ya perdiste y para ampliar ese número? ¡Responde, y actúa!

 

Categorías:Uncategorized

AUTOMOTIVACIÓN

Cómo automotivarte y cómo impulsar a los demás.

First Consulting Group  COPYRIGHT 2011 ©

¿Qué es la motivación?

Es tener una causa o razón que te mueva a hacer una cosa; que haya una falta de algo constante para que siempre exista algo a lo cual llegar.

Es el motor que permite que todas las tareas las haga mejor cada día. La motivación ayuda a obtener mejores resultados personalmente y en la empresa; sacar mejores productos que satisfagan las necesidades de los clientes y tener una buena relación con accionistas, empleados y clientes. Tener esas buenas relaciones motiva a seguir adelante. Es un círculo: te motivas para tener buenos resultados y los buenos resultados te motivan para seguir adelante.

¿Qué hacer para motivarse?

Fijarte metas realistas con objetivos claros; hablar y escuchar a la gente, empleados, accionistas, amigos, clientes y aprender de ellos. El que debe estar motivado eres tú para poder transmitir esa motivación a la gente que trabaja contigo. Motiva transmitir entusiasmo y, por supuesto, recibirlo.

Conversar con mucha gente, tratar de tomar lo bueno, es bueno analizar los casos de gente exitosa; en lugar de tener envidia o pensar que tienen surte, siempre el que tiene éxito es que algo hizo bien.

Aceptar los retos y ver que de la inestabilidad y las crisis se puede sacar provecho, siempre y cuando se puedan encausar las acciones y se tengan claras las metas y los objetivos.

¿Cuáles son las mejores estrategias para trasmitir todo eso a un equipo de trabajo?

El contacto personal; muchas veces en las organizaciones los jefes se sienten muy bien dando instrucciones por correo electrónico o teléfono a los subordinados, la estrategia es hacerlo de forma personal; bríncate todo los niveles, hablar con la gente de forma directa independientemente de qué cargo tengan en la empresa.

Transmitiendo ideas, no imponiendo una manera de pensar. Hay que conocer motivos individuales y habilidades para asignar tareas coherentes y congruentes. Así se forma un equipo de trabajo que responde a una motivación colectiva: la empresa.

El camino para alcanzar las metas individuales y colectivas. En la empresa el aspecto motivacional de la gente es un programa desarrollado de una manera personalizada, ya que a cada ser humano le motivan factores diferentes.

Es importante la capacitación y programas que consistan en desarrollar el personal, sus habilidades y sus actitudes; que estén diseñados para las necesidades detectadas en cada colaborador, algunos de ellos pueden ser: pago semestral de bono de desempeño con base en resultados, beneficios y facilidades en la obtención de créditos hipotecarios, además de asegurarnos en brindar las mejores instalaciones y condiciones laborales.

Búsqueda interior

Si entendemos motivar como dar causa o razón que impulse y dirija la conducta orientada a metas, podremos afirmar que un líder motivará disparando ese resorte propio y connatural al hombre que consiste en buscar el sentido verdadero de la vida.

Ningún hombre puede eludir la búsqueda de la verdad, por lo que la motivación consistirá en detonar esa necesidad inherente al ser humano para provocar el esfuerzo y anhelo de lograr la meta.

Todo líder positivo tiene la voluntad de influir en el otro, dejando huella y buscando el bien. Motivar no es imponer, sino suscitar en el hombre el deseo de lograr sus objetivos; motivar tampoco es manipular porque se busca el bien del otro y no el propio provecho.

La motivación es un círculo virtuoso. Se necesita primero experimentarla para después poder motivar a los demás.

El valor del ejemplo

La motivación primero debe sentirse para poder propiciarse en los demás. Lo que nos mueve es el amor a la familia, a la gente, al trabajo, y si ese amor a los demás no existe, no será posible motivar a nadie.

Sólo una vez que el líder tiene esa motivación puede comunicarla. ¿Cómo puede hacerlo? Hay dos aspectos, uno teórico y otro práctico. El primero tiene que ver con lo que llamamos mística de trabajo.

La parte práctica consiste en pasar a la acción y acercarnos a las personas. Aquí hay un elemento indispensable que es el ejemplo, piedra angular de la motivación. De ahí que es crucial ser un ejemplo de lo que se predica.

Conservando el ánimo del comienzo

Una persona debe tener el entusiasmo y motivación no sólo para comenzar un proyecto, sino también para llevarlo exitosamente a su conclusión.

Esto lo vemos claramente representado a través de una de las grandes figuras del pueblo judío: Aarón Hakoen, el hermano de Moisés, nos dice la Torá, que una de sus funciones era encender las velas de la Menoré (candelabro) diariamente en el Tabernáculo, donde se realizaba el servicio divino cuando el pueblo de Israel deambuló por el desierto durante cuarenta años.

La grandeza de Aarón radicó en que nunca perdió su motivación original, ya que cada vez que encendió las velas lo hizo con la misma inspiración de la primera vez; ahí radica la grandeza de la persona: comenzar proyectos de gran envergadura, sin perder el impulso requerido para llevarlos hasta el final.

 

Para motivarnos, debemos trabajar en equipo, confiar en que los demás sabrán hacer su trabajo, al igual que en el futbol americano el centro le pasa la pelota al corredor, confiando en el otro, haciendo el mejor esfuerzo para que el gol se logre.

Hay que combatir el conformismo, afrontar los momentos de flaqueza. Hablar con otros líderes te ayudará a renovar tu ánimo. En la unión está la fuerza.

Para retroalimentarse en la motivación, los líderes deben organizarse para compartir sus experiencias, logros y sugerencias. Así es como pueden confrontar la competitividad mundial.

Orgullo por la camiseta

El éxito en el deporte no se alcanza sólo con el trabajo; la motivación es fundamental.

La motivación juega un papel importante para alcanzar metas en el deporte, aunado, claro, a una adecuada planeación. Y esto no son sólo principios propios del futbol.

Categorías:Uncategorized

¿Qué les vas a regalar a tus hijos? ¿Quieres cambiarles el mundo para la próxima Navidad? Empieza hoy

Esto es para mejorar nuestra cultura, nuestro país y nuestros valores….

 

ESTAMOS CRIANDO VAGOS…

Dr. César Mella

 

Nos preguntamos asombrados ¿que esta pasando en este pais? Al ver las atrocidades que ya son cotidianas en la noticias, y al mismo tiempo nos confortamos liberándonos cómodamente de la responsabilidad de actuar culpando siempre a nuestro gobierno de toda la inseguridad que se vive en las calles.

 

Este país esta sumergido en una era delictiva generada y participada principalmente por gente joven. Yo me preguntaría y plantearía la siguiente pregunta: ¿como eduque o estoy educando a mis hijos? ¿Que valores inculco  o inculqué a mis hijos??

 

A los jóvenes de este siglo hay que llamarlos varias veces en la mañana para “llevarlos” a la escuela y digo llevarlos por que no tienen que tomar el camión o caminar para llegar a ella.

 

Se levantan generalmente irritados pues se acuestan muy tarde viendo TV, jugando wii, playstation, hablando o mensajeando por teléfono o conectados a Internet.

 

No se ocupan de que su ropa esté limpia y mucho menos en poner un dedo en nada que tenga que ver con arreglar algo en el hogar.

 

Tienen los últimos juegos del mercado, ipods y computadoras, que cada día hay que actualizarles…….

 

Idolatran a sus amigos y a los falsos personajes de los realitys, ah pero viven poniéndoles defectos a sus padres a los cuales acusan a diario de que sus ideas y métodos están pasados de moda.

 

Se cierran automáticamente a quien les hable de ideologías de moral, honor y  buenas costumbres, y mucho menos de religión pues lo consideran aburrido y  que ya lo saben todo.

 

Nos asombramos por que los sicarios cobran cuotas sin trabajar por ellas cuando a nuestros hijos los acostumbramos a darles todo incluso su cuota semanal o mensual sin que verdaderamente trabajen por ella, y de la que todavía se quejan a porque ‘eso no me alcanza’.

 

Si son estudiantes siempre inventan trabajos de equipo o paseos de campo, que lo menos que uno sospecha, es que regresarán con un embarazo, habiendo probado éxtasis, coca,  marihuana o cuando mínimo alcoholizados.

 

Y cuando les exiges lo mas mínimo en el hogar o en la escuela lejos de estar agradecidos te contestaran: “yo no pedí nacer” “es su obligación mantenerme” o “quien les manda a mis padres andar de calientes”.

 

Definitivamente estamos en problemas pues la tasa de que hagan su vida independiente (económicamente) se aleja cada vez más, pues aún el día que se gradúan y consiguen un trabajo, hay que seguirlos manteniendo, pagándoles deudas, servicios y hasta los partos de sus hijos.

 

Con lo anterior, me refiero a un estudio que indica que este problema es mayor en chicos de la sociedad de clase media o media alta (o de capas medias urbanas) que bien pudieran estar entre los 14 y los 28 años, si es correcto 28 años o mas aún metidos en el nido ¿lo pueden creer? y que para aquellos padres que tienen de dos a cuatro hijos constituyen un verdadero dolor de cabeza.

 

¿Entonces en que estamos fallando?

 

Yo se que dirán que los tiempos, la cultura y las oportunidades son diferentes, pues para los nacidos en los años cuarenta y cincuenta, el orgullo reiterado es que se levantaban de madrugada a ordeñar las vacas con el abuelo; que tenían que ayudar a limpiar la casa; no se frustraban por no tener vehiculo, andaban a pie a donde fuera, siempre lustraban sus zapatos, los estudiantes no se avergonzaban de no tener trabajos gerenciales o ejecutivos aceptaban trabajos como limpiabotas y repartidores de diarios.

 

Lo que le pasó a nuestras generaciones, es que elaboramos una famosa frase que no dio resultado y mando todo al diablo:

 

‘¡YO NO QUIERO QUE MIS HIJOS PASEN LOS TRABAJOS Y CARENCIAS QUE YO PASE!’ .  Vaya estupidez.

 

Nuestros hijos no conocen la verdadera escasez, el hambre. Se criaron en la cultura del desperdicio: agua, comida, luz, ropa, dinero.

 

A los 10 años ya habían ido a Disney World o Reino Aventura como mínimo, cuando nosotros a los 20 si bien nos iba sabíamos lo que era tener un pasaporte.

 

El ‘dame’ y el ‘cómprame’ siempre fue generosamente complacido  convirtiéndolos en habitantes de una pensión con sirviente incluido y todo incluido, que después queríamos que funcionara como un hogar.

 

Es alarmante el índice de divorcios que se esta generando, se marchan al exterior a la conquista de una pareja y vuelven al hogar a los cuantos meses divorciados  porque la cosa ‘les aprieta’ ninguno de los dos quiere servir al otro en su nueva vida y como nunca batallaron en su pensión con sirviente incluido, a las primeras carencias en su nuevo hogar avientan el paquete y regresan a casa para que mama y papa continúen resolviéndoles la vida.

 

Este mensaje es para los que tienen hijos pequeños y que pueden todavía moldearlos, edúquenlos con principios, y responsabilidades háganles el habito del ser agradecidos.

 

Háganles el habito de saber ganarse el dinero, la comida, la ropa, el costo de la estancia en la casa de la cual no aportan para el pago de servicios, háganles saber lo que cuesta cada plato de comida, cada recibo de servicio, háganles sentir en su casa como se comportarían ustedes en casa ajena cuando van de visita.

 

Por ese domingo o cuota semanal o mensual pónganlos los sábados o domingos a lavar los carros, limpiar la casa “no su cuarto” este debe ser obligatoriamente limpiado siempre sin ningún pago a cambio ni premio, háganles la costumbre de limpiar sus zapatos, de que paguen simbólicamente por todo lo que gratuitamente reciben, implántenles la ideología de ameritar una especie de beca escolar que ustedes pagan, y  por la que ellos no pagan ni un centavo, eso puede generar una relación en sus mentes “trabajo=bienestar”.

 

Todos los niños deben desde temprano aprender a lavar, planchar y cocinar para que entiendan la economía doméstica en tiempos que podrían ser más difíciles.

 

Cuida lo que ven y ves con ellos en la televisión, y evita caer en el vicio social llamado telenovelas, los videojuegos violentos, la moda excesiva y toda la electrónica de la comunicación, han creado un marco de referencia muy diferente al que nos tocó.

 

Estamos comprometidos a revisar los resultados de “si fuimos muy permisivos”, o si sencillamente hemos trabajado tanto, que el cuidado de nuestros hijos queda en manos de las empleadas domésticas y en un medio ambiente cada vez más deformante.

 

Ojala que este mensaje llegue a los que tienen muchachos pequeños y puedan cambiar o hacer algo al respecto, pues ya los abuelos pagaron o estamos pagando con sangre literalmente la transición…

 

Que cada quien tome lo que nos corresponda.

 

Puedes cambiar el mundo desde tu hogar, recuerda que para que triunfe el mal solo se necesita que la gente buena no haga nada. El mal no es tan malo, ni tan esotérico, ni tan diabólico, es simplemente la ausencia del bien.

 

Categorías:Uncategorized